Son tantas las ventajas de alquilar una oficina que no es sorpresa que sea una opción tan atractiva para startups, empresas y pequeños negocios. Permite que casi cualquier tipo de negocio pueda disfrutar de los beneficios de tener un espacio físico de trabajo, sin el gasto que implicaría comprar una propiedad.

Si has estado valorando la posibilidad de alquilar una oficina, pero no estás del todo convencido, sigue leyendo, en este post hablaremos de algunos de esos beneficios que hacen que alquilar una oficina sea tan conveniente.

1. Es muy accesible

Alquilar una oficina cuesta bastante menos que comprar una propiedad. Además, ten en cuenta que una oficina en condiciones y bien ubicada suele tener precios muy por encima del promedio. 

Para alquilar una oficina no necesitas grandes sumas de dinero, ni costear iniciales exorbitantes, así que es más accesible para todos los presupuestos.

Esto te permite no solo conseguir un espacio físico para tu negocio, sino que hace posible que consigas una mejor oficina, algo que sin duda ayudará al clima laboral de tu empresa

2. Te ofrece más flexibilidad

Si quieres alquilar una oficina, y luego cambiar de espacio, o probar varias oficinas en cierto intervalo de tiempo, puedes hacerlo, porque un alquiler es mucho más flexible. En cambio, una vez que compras una propiedad estás atado a esta. 

Claro, siempre puedes buscar otro inmueble si el que conseguiste no te conviene o no te convence, pero el proceso costaría mucho dinero más, con lo que podrías terminar perdiendo bastante dinero y comprometiendo la salud financiera de tu empresa.

Por eso, los alquileres suelen ser la opción preferible para empresas que apenas comienzan, o para aquellas que buscan un espacio de trabajo al que no estén atadas permanentemente.

3.  Tiene costos de mantenimiento reducidos

Al ser dueño de un inmueble tienes completo control de este, pero también debes costear todos sus gastos. Desde reparaciones de rutina, hasta mantenimiento de la plomería y el apartado eléctrico, etc.

Por otro lado, cuando alquilas una propiedad, estos gastos van por cuenta del dueño del inmueble, que debe garantizar que este se mantenga en condiciones y que cuente con sus servicios básicos. Así que al alquilar una oficina reduces al mínimo lo que gastas en el mantenimiento de esta, una ventaja considerable para startups o pequeñas empresas.

4. Incluye beneficios como equipamiento y mobiliario

Las oficinas en alquiler suelen incluir su propio equipamiento, mobiliario y servicios (es el caso de las oficinas que te ofrecemos en Urban Working). Eso quiere decir que tu empresa reduce al mínimo sus gastos en equipamiento y servicios como internet.  En este sentido, alquilar una oficina podría ofrecerte los mismos beneficios de un coworking con ventajas extra como que el espacio esté completamente reservado para tu empresa.

En el caso de que compraras una propiedad para emplearla como oficina, tendrías que hacer frente no solo a los gastos de la compra de la propiedad, sino también a los costos de la compra de materiales, del mobiliario y equipamiento y el pago de los servicios.

Por eso, comprar una propiedad puede resultar tan costoso para cualquier empresa. Semejantes gastos casi nunca son recomendables para un negocio en crecimiento que debe poner su enfoque en aspectos más cruciales de su desarrollo.

Beneficios de alquilar una oficina

5. Puedes conseguir ubicaciones privilegiadas a un precio muy reducido

Los costos de comprar una oficina en una ubicación privilegiada pueden ser imposibles de abordar para la mayoría de las empresas. Sin embargo, conseguir una oficina en una ubicación privilegiada a un precio accesible es muy sencillo si la alquilas. Con el plus de que no tendrás que pagar grandes sumas de dinero para comenzar a utilizar el espacio.

Así que si te interesa conseguir un espacio de trabajo en las ubicaciones más privilegiadas y cotizadas de Lima, la alternativa más conveniente es alquilar una oficina, pues podrás conseguirla y pagarla a un precio bastante menor.

En este aspecto, alquilar una oficina es una de las únicas opciones viables para conseguir un espacio de trabajo en las mejores condiciones, sin tener que asumir los enormes costos que implicaría la compra de un inmueble.

6. No necesitas hacer una gran inversión inicial

De todas las ventajas, esta es una de las más significativas para todo negocio que quiera concretar una sede física. Y es que a diferencia del proceso de compra de una propiedad, no necesitas pagar una cuantiosa inicial para tener tu oficina.

Aunque el alquiler también implica ciertos gastos, estos son mínimos comparados con los gastos que tendrías que afrontar para comprar una propiedad. Sin mencionar que, para costear la compra de un inmueble, a menudo debes asumir deudas que luego pesarán sobre tu empresa. 

Alquilar una oficina puede ser una de las mejores decisiones que tomes, sobre todo si quieres minimizar tus gastos sin comprometer la calidad de tus espacios de trabajo. 

Así podrás conseguir el espacio de trabajo perfecto, en ubicaciones privilegiadas, con gastos mínimos de mantenimiento, a una fracción de lo que te costaría un inmueble comercial en la actualidad. ¿Te interesa alquilar la oficina ideal a tu negocio con los precios más bajo del mercado? Ponte en contacto con nosotros y te mostramos lo que tenemos para ti en algunas de las ubicaciones más exclusivas de Lima.

Resevar Oficina