Los coworkings se han vuelto cada vez más populares en los últimos años por las numerosas ventajas que ofrecen a freelancers, startups y teletrabajadores. Pero para que un coworking funcione y ofrezca el espacio de trabajo ideal, debe tener una serie características indispensables.

Por eso, en este post te contaremos qué debe tener un buen coworking para ser realmente conveniente y funcional.

1. Buena conexión a internet

El acceso a internet o servicio de Wi-Fi estable es esencial para cualquier trabajador en la actualidad, ya sea autónomo o de una empresa, así que es un servicio básico que debe ofrecer un coworking.

Cualquier coworking debe ofrecer una conexión a internet de alta velocidad y estable, ya que la mayoría de los trabajadores que usarán sus espacios necesitarán del internet para poder realizar sus tareas, sobre todo si hacen teletrabajo.

Recuerda que el coworking no solo ofrece un espacio de trabajo cómodo sino funcional. Esto quiere decir que no es solo un lugar en el que puedes trabajar a gusto, con un buen clima laboral, sino un sitio en el que te es más fácil hacer tu trabajo porque tienes las condiciones ideales para ello, tanto o más que una oficina tradicional.

2. Mobiliario de oficina

El espacio al menos debe contar con un mobiliario básico de oficina que sea cómodo y cumpla su propósito, esto incluye escritorios como sillas ergonómicas y estantes.

En algunos casos, los coworkings incluso puede incluir equipos tecnológicos como impresoras u ordenadores, así como electrodomésticos como cafeteras, microondas y refrigeradores en el área de cocina.

Además, es crucial que el coworking garantice el mantenimiento, la seguridad y el buen uso de este mobiliario.

3. Espacio suficiente para todos los trabajadores

Un coworking debe tener espacio suficiente para que todos los trabajadores que lo usen hagan sus tareas cómodamente, sin tropiezos y sin que los lugares de trabajo se sientan abarrotados. Esto es esencial para garantizar que los trabajadores se sientan a gusto y para prevenir accidentes.

En el caso de las empresas grandes, o las startups que ya empiezan a tener muchos empleados, puede ser mejor alquilar una oficina corporativa que un coworking convencional, porque casi nunca tienen las dimensiones suficientes para equipos de trabajo demasiado numerosos.

4. Ubicación estratégica en la ciudad

La ubicación es otro factor importante para un coworking, este debe ubicarse en una zona estratégica de la ciudad, con acceso al transporte público y aparcamiento privado.

Aunque es difícil que el coworking sea cercano para todos los trabajadores, al menos debe ser accesible para la mayoría de los que usan el servicio.

5. Flexibilidad horaria

La flexibilidad horaria obviamente es una característica esencial en un buen coworking. Si los horarios del coworking son muy rígidos, o los trabajadores no tienen muchas posibilidades de adaptarlo a sus necesidades, probablemente no sea demasiado conveniente.

6. Oficinas cómodas

Las oficinas y entornos de trabajo del coworking deben ser lo suficientemente cómodas como para que los trabajadores se sientan a gusto, motivados y concentrados, todo lo cual impactará en su productividad y su estado de ánimo.

En lo que respecta a la comodidad, no solo implica al mobiliario y la distribución de los espacios, sino al orden del coworking, su limpieza, su decoración y al ambiente laboral que genere.

¿Qué espacios debe tener un coworking?

Un buen coworking debe contar con los siguientes espacios:

Sala de reuniones

Una sala de reuniones es esencial para poder realizar conferencias y reuniones con clientes o colaboradores. La sala debe ser espaciosa y bien equipada, con todo el material necesario para hacer presentaciones, y con aislamiento acústico para que el ruido del resto del coworking no perjudique al flujo de las reuniones que se produzcan allí.

Zona de trabajo

La zona de trabajo es el espacio principal del coworking, donde los trabajadores se concentran en sus tareas, debe ser espaciosa y bien iluminada, con mesas y sillas cómodas, y lugares de trabajo bien distribuidos y amoblados.

Espacio de recepción 

El espacio de recepción servirá para gestionar las visitas que reciba el coworking, o para organizar a los trabajadores que utilicen el coworking para hacer sus tareas. Debe ser un espacio lo bastante amplio como para que no se sature de personas fácilmente.

Áreas sociales o informales

Las áreas sociales o informales son espacios donde los trabajadores pueden relajarse y socializar. Estas áreas pueden incluir una sala de descanso, una cocina o una terraza. En estos espacios no puede faltar el mobiliario de calidad para que los trabajadores puedan despejarse y descansar de la rutina y sus tareas.

Como ves, un buen coworking no es simplemente un espacio en el que puedes trabajar en relativa calma, hay muchas características que debe cumplir para ser realmente conveniente, cómodo y funcional.Sin embargo, ten en cuenta que los coworkings no son las únicas opciones ahí fuera, para empresas medianas y grandes, u organizaciones con muchos trabajadores, suelen quedarse pequeños.

En esos casos, se suele optar por aprovechar las ventajas de alquilar una oficina corporativa. Después de todo, una oficina corporativa te brinda mucho más espacio y flexibilidad, y al alquilarla puedes llegar a gastar menos que en un coworking.

Así que ya lo sabes, si estás buscando un coworking, asegúrate de que tiene las condiciones ideales y de que cumple con las características que te mencionamos.

Resevar Oficina