La distribución de espacios de los espacios de trabajo de una empresa es algo de lo que se habla muy poco, pero tiene un rol crucial en el rendimiento de tus trabajadores y en la productividad y eficiencia de tu propia empresa. 

Si te has estado preguntando cómo puedes distribuir mejor los espacios de trabajo de tu organización, sigue leyendo, en este post veremos qué es la distribución de espacios de trabajo, por qué importa y cómo puedes mejorarla fácilmente.

¿Qué es la distribución de espacios de trabajo?

La distribución de espacios de trabajo es la forma en la que se organizan y distribuyen los distintos puestos físicos de trabajo de una empresa u organización, en este sentido, también incluye el espacio y organización de los elementos, accesorios y herramientas que forman parte de esos espacios de trabajo.

¿Por qué es importante?

La distribución de los espacios de trabajo es importante porque impacta directamente en el clima laboral de una empresa u organización, lo que a su vez termina influyendo en el ánimo de los trabajadores y su rendimiento.

Distribución del espacio en las áreas de trabajo

¿Qué características tiene un espacio de trabajo bien distribuido?

Hay una serie de características que no pueden faltar en un espacio de trabajo bien distribuido, veamos cuáles son:

1. Es cómodo 

Un espacio de trabajo bien distribuido es, ante todo, cómodo. Aunque parezca poca cosa, la comodidad tendrá un impacto considerable en el estado de ánimo de los trabajadores, en su productividad y su compromiso con la empresa u organización en la que trabajan.

Si tus empleados no se sienten cómodos en su trabajo, es fácil ver por qué no querrán dedicarle más del mínimo de atención y esfuerzo a sus labores.

2. Es estéticamente agradable

Una oficina con una distribución de los espacios de trabajo correcta suele verse mucho mejor que una oficina mal distribuida, será estéticamente agradable porque todos sus espacios están mejor aprovechados.

3. Es eficiente

La eficiencia es otra de las características notables de los espacios de trabajo bien distribuidos. Cada herramienta, cada escritorio y silla y cada implemento de oficina, se ubican de manera estratégica, de modo que no perjudiquen al trabajo o la productividad de los empleados.

4. Está bien iluminado

La iluminación es más importante de lo que imaginas, afecta al ánimo de tus trabajadores, a su concentración y a su productividad, por esta razón una oficina bien distribuida también debe estar bien iluminada.

5. Tiene todos los implementos que necesitarán los trabajadores a la mano

Si las herramientas que necesitan los trabajadores para cumplir con sus labores no están a la mano, tendrán que estarse moviendo y buscándolas constantemente, lo que lleva a accidentes laborales, retrasos, extravíos de materiales importantes y más.

Por eso, parte clave de una distribución correcta de las áreas de trabajo de una empresa es ubicar las herramientas que usarán los trabajadores a su alcance.

¿Cómo hacer una distribución correcta de los espacios de trabajo de una empresa?

Esto es lo que puedes hacer para distribuir mejor tus espacios de trabajo:

1. Define con claridad el rol de cada espacio

Ante todo, es fundamental que establezcas el propósito de cada espacio de trabajo con anterioridad, así podrás asegurarte de organizarlos de una manera que tenga sentido y que sea óptima para los trabajadores.

Por ejemplo, si sabes con antelación que una zona servirá como la sala de juntas, tendrás la precaución de dejar suficiente espacio despejado para que equipos de trabajo grandes puedan moverse en esta sin problemas ni tropiezos.

2. Deja suficiente distancia entre los distintos espacios de trabajo

Una oficina en la que todo está abarrotado es todo menos cómoda o eficiente, de ahí que sea tan importante que dejes suficiente distancia entre los distintos objetos, implementos y herramientas de los espacios de trabajo.

Con suficiente espacio libre, cualquier oficina o espacio de trabajo puede sentirse mucho más confortable.

3. Prepara los espacios para la cantidad de personas que trabajarán en ellos

La distribución ideal de los espacios de trabajo de una organización dependerá mucho de la cantidad de personas que trabajarán en esos espacios, después de todo, no es lo mismo organizar a tres o cuatro personas en una oficina, que tratar de distribuir a más de 20 o 40.

Por ende, hay que tomar en cuenta con antelación la cantidad de personas que usaran los espacios de trabajo que tratamos de organizar, así haremos una distribución adecuada y sabremos qué dimensiones y condiciones son necesarias para el equipo. 

4. Fomenta el orden de cada empleado en sus respectivos espacios

Tener una buena distribución de los espacios de trabajo es solo el primer paso, si quieres que esta distribución siga siendo la ideal, los empleados y colaboradores deben ayudar a conservar el orden de los espacios, empezando por el espacio en el que ellos laboran.

5. Asegúrate de que tienes la oficina adecuada 

No todas las oficinas tienen lo que necesita tu empresa u organización.

Por ejemplo, no hay manera de distribuir bien una oficina pequeña si en esta trabajará un equipo demasiado grande. 

Algo similar podría pasar si una empresa u organización requiere ciertas condiciones para sus oficinas (como conexión estable a internet, salas de juntas o comedores) y utiliza una oficina que no se las ofrece. Así que ya lo sabes, no solo es importante saber cómo organizar una oficina de trabajo, sino contar con la oficina correcta, en Urban Working lo entendemos muy bien, por eso te ofrecemos algunos de los mejores espacios de trabajo de toda Lima, ponte en contacto con nosotros si te interesa descubrir más.

Resevar Oficina