En los últimos años, el home office y el teletrabajo se han convertido en opciones de trabajo a distancia cada vez más populares por la flexibilidad que ofrecen a los empleados y la reducción de costes para las empresas. Pero, aunque ambas opciones son similares, no son iguales. ¿Quieres saber en qué se diferencian? En este artículo te lo contamos.

¿Qué es el home office?

El home office es, literalmente, trabajar desde casa. Es un convenio informal que establece una empresa con sus trabajadores para brindarles la opción de laborar a distancia desde sus hogares y que puede ser de manera parcial, en caso de que los empleados vayan algunos días a la semana, o total, si trabajan en casa todos los días.

¿Cómo funciona?

Depende de la labor que se cumpla dentro de una empresa, pero el home office es generalmente flexible. Es decir, los trabajadores tendrán la libertad de ordenar su trabajo como dispongan siempre y cuando cumplan con las asignaciones o exigencias que les encargan.

No hay horarios fijos, ni es necesario tener un espacio de trabajo habilitado.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una modalidad que permite a los empleados de una empresa trabajar desde cualquier lugar fuera de la oficina. Este formato bien puede incluir el home office u otros espacios como un coworking, una cafetería, una biblioteca o una oficina corporativa. 

¿Cómo funciona?

El teletrabajo no se diferencia mucho del trabajo en oficina, pero tiene mayores flexibilidades. Primero se crea un acuerdo laboral formal con la empresa y se establecen algunos lineamientos que deberá cumplir el empleado, como:

  • Horario de trabajo: el empleado tendrá que apegarse a un horario definido por la empresa, así como a plazos de entrega e intervalos de descanso concretos.
  • Las herramientas necesarias para trabajar: el empleado deberá tener todo el equipamiento que usará para hacer su trabajo, como computadoras, sillas, escritorios, teléfonos, conexión a internet, etc.
  • El puesto o domicilio de trabajo: este debe contar con todo lo necesario para que el empleado cumplan con sus tareas.

¿En qué se diferencian el home office y el teletrabajo?

La principal diferencia entre el home office y el teletrabajo es el acuerdo laboral. El home office es más informal, el trabajador cumple su función desde casa bajo sus propias reglas. Mientras que en el teletrabajo, aunque se trabaja a distancia, se establecen previamente y de manera formal las condiciones de trabajo.

Otras diferencias entre el home office y el teletrabajo

  • Equipos de trabajo: en el home office el empleado proporciona su propio equipo y suministros. En el teletrabajo no, la empresa se encarga de garantizar a sus empleados herramientas para cumplir con las obligaciones.
  • Gestión del tiempo: quiénes trabajan desde casa son dueños de su tiempo y tareas. En cambio, en el teletrabajo, la empresa establece horarios, objetivos y lineamientos con sus empleados.
  • Productividad: con el teletrabajo es difícil distraerse, especialmente si trabajas en un coworking, un espacio cómodo y que te permite conectar socialmente como si estuvieras en la oficina. En cambio, desde casa, las distracciones están a la orden del día.

¿Qué ventajas tiene cada opción?

Cada alternativa tiene ventajas que vale la pena considerar, estas son las principales:

Home office

  • Flexibilidad: es muy flexible, los trabajadores pueden organizar su tiempo y su trabajo como consideren
  • Reducción de costes: no hay gastos en transporte y otros costes relacionados con el trabajo.
  • Más cómodo: no hay nada más cómodo, privado y silencioso que trabajar desde tu hogar. 

Teletrabajo

  • Aumenta la productividad: definitivamente los trabajadores son más productivos cuando trabajan desde un entorno cómodo y tranquilo, pero fuera de casa donde hay muchas más distracciones y con el clima laboral adecuado.
  • Reducción del estrés: ayuda a reducir el estrés relacionado con el transporte y el trabajo en la oficina, que no siempre tiene las condiciones adecuadas.
  • Mejora la imagen de tu marca: las empresas que ofrecen teletrabajo pueden atraer y retener a mejores profesionales.

Como ves, el home office y el teletrabajo no son lo mismo, son dos modalidades de trabajo a distancia pero con importantes diferencias. ¿Cuál opción elegir? Siempre depende de las necesidades y preferencias de cada persona o empresa.

Si necesitas tiempo, quieres desconectar o trabajar sin presiones, el home office es lo tuyo. Pero si quieres mantener el rendimiento o tienes una empresa en crecimiento, lo mejor será que apliques el teletrabajo y dispongas de un coworking o una oficina corporativa en alquiler que te asegure todas las herramientas que necesitas.

Resevar Oficina