El coworking es una modalidad de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y empresas de todos los tamaños compartir un espacio de trabajo. 

Esta modalidad se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, ya que ofrece una serie de ventajas, como la flexibilidad, la colaboración y el ahorro de costes. Pero ¿cómo funciona? ¿Es la opción para ti? Acá te lo contamos.

En esencia, ¿cómo funciona un coworking?

Un coworking es esencialmente un lugar de trabajo que tiene todas las comodidades que puede brindar una oficina tradicional con la diferencia de que compartes el espacio con otros usuarios o empresas. ¿Qué cosas compartirás? Es algo que varía, pues depende de las condiciones que ofrezca el coworking en el que instales tu empresa.

Cuando alquilas un coworking pagas una cuota mensual para tener acceso a un mobiliario: escritorios, sillas, y otras comodidades como conexión a internet o servicios básicos.

La esencia del coworking es brindar un espacio equipado con todo lo necesario para que puedas trabajar sin problemas. Tanto de manera independiente, como con un equipo de trabajo o con tu empresa completa, con el matiz de que compartirás el espacio con otras empresas, freelancers y teletrabajadores.

Antes de pagar el coworking debes firmar un contrato donde se establecerán los plazos de tiempo de uso, es decir, cuantos días y cuantas horas al día necesitarás el espacio.

También tendrás que especificar si el espacio debe ser grande o pequeño, el número o salas que vas a necesitar, las herramientas audiovisuales que contemplas utilizar, etc. 

Dependiendo de tus requerimientos y tu presupuesto, el coworking podría ofrecerte planes concretos, o alguno adaptado a la medida de tu negocio.

Tipos de espacios de coworking

Cada día las empresas se diversifican y aparecen nuevos modelos de coworking en función de las necesidades, intereses o aspiraciones de los usuarios. Por eso los tipos de espacios de coworkings varían tanto, estos son algunos de los principales:

Coworking de nicho

Pensado para un público objetivo específico, el coworking de nicho es ideal para startups, profesionales del sector tecnológico o freelancers creativos, son esos espacios que ofrecen servicios y eventos adaptados especialmente para tipos determinados de clientes de un nicho o especialidad concreta.

Coworking de tamaño grande

Son espacios creados para empresas que requieren un entorno flexible, moderno, con un espacio amplio para tener reuniones o para albergar a un número elevado de trabajadores. Cuentan con una amplia gama de servicios y comodidades, como salas de reuniones, zonas de descanso, gimnasios y cafeterías.

Coworking de proximidad

La ubicación es un elemento importante para muchas empresas, la mayoría necesita trabajar cerca de sus clientes o proveedores. El coworking de proximidad ofrece eso, un espacio localizado en zonas céntricas, con fácil acceso a transportes públicos e interconectado en todo momento con sus clientes. 

¿Qué otros servicios te ofrece un coworking?

Además de los servicios básicos, los espacios de coworking contemplan una serie de servicios adicionales, como:

Limpieza: no tendrás que encargarte de limpiar el local, la empresa prestadora del servicio se encarga de mantener el espacio limpio y ordenado.

Recepción: cuentan con una oficina para atender a los visitantes y proporcionar información general.

Seguridad: el espacio y los bienes de sus usuarios estarán siempre resguardados y protegidos

Catering: esto es opcional, pero algunos ofrecen servicios de catering, cuentan con lugares para que los usuarios puedan comer y beber mientras trabajan.

Conexiones: permiten la comunicación entre profesionales que ayuda a la imagen de tu empresa, conseguir posibles contratos e incluso acceder a cursos y talleres de formación.

¿Un coworking es lo que tu empresa necesita?

Un coworking puede ser una buena opción para tu empresa, pero en algunos casos es mejor alquilar oficinas corporativas.

Por ejemplo, el coworking tiene grandes ventajas para comenzar un emprendimiento. Es asequible, flexible y brinda la posibilidad de compartir o colaborar con otros profesionales, pero tiene limitaciones. Si tu empresa comienza a crecer, vas a necesitar un lugar más amplio, expandir tu marca personal y algún grado de privacidad y control de los espacios.

Las oficinas corporativas son espacios más privados, puedes administrar el sitio como gustes y garantizar que se adecúe al 100% a tus necesidades. Además, pueden ayudar a consolidar la identidad corporativa de tu empresa y mejorar su imagen de marca.

Por eso, a la hora de consolidar tu negocio, si tienes que elegir entre un coworking o una oficina corporativa, casi siempre será más recomendable la oficina.Y si te preocupa el precio, te sorprenderá saber que cada vez es más fácil alquilar una oficina corporativa con todas las comodidades y adaptada a tu presupuesto, es justo lo que te ofrecemos en Urban Working.

Ponte en contacto con nosotros si te te has decidido a conseguir el espacio que tu empresa necesita para seguir creciendo, en algunas de las zonas más exclusivas de Lima y a precios un 40% menores que los de cualquier coworking.

Resevar Oficina